BOSQUES SOSTENIBLE Y HUELLA DE CARBONO

Seguramente ya te viene a la cabeza y has escuchado en algún momento hablar de éstos conceptos. Con la superpoblación aumenta la demanda de recursos, que en muchas ocasiones se ve agravada por la sobreexplotación. El desarrollo global de esos bosques sostenibles hará que la huella de carbono disminuya globalmente. Son dos conceptos que van de la mano, y que vamos a intentar explicarte más detenidamente en éste artículo.

Bosques sostenibles

Los bosques, como los océanos, o si miramos más hacia arriba, la atmósfera, son “Patrimonio de la Humanidad”. La contaminación atmosférica no se delimita a un territorio rígidamente establecido, como puede ser una Región o un Estado. Trasciende esas fronteras políticas, y se convierte en un problema global que debe tratarse como tal.

No entienden de fronteras, ya que aunque físicamente se asienten sobre un territorio, su función ambiental sobrepasa ese territorio delimitado geográficamente, pudiendo tener una repercusión mucho más global.

Los bosques son imprescindibles por muchos motivos, enumeramos los principales:

  • Favorecen la biodiversidad, multitud de especies autóctonas viven en su entorno natural. Si eso se elimina, mueren.
  • Fuente de recursos naturales (madera, alimentos y plantas medicinales principalmente)
  • Reguladores climáticos. Absorben CO2 , uno de los gases causantes del efecto invernadero (son los llamados sumideros forestales o sumideros de carbono). Son cruciales para limitar el cambio climático. Favorecen además la humedad ambiental.
  • Almacenan agua en forma de acuíferos,  evitan la desertización

¿Qué es un desarrollo forestal sostenible?

El término “Desarrollo Económico Ambientalmente Sostenible”, o más simplemente “Desarrollo Sostenible”, fue acuñado en la “Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo”, de 1987. Años más tarde, en “Los Principios relativos a los bosques” de la “Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo” de 1992, se establecieron los pilares fundamentales de lo que se llama “Gestión Forestal Sostenible” (SFM por sus siglas en inglés)

protección medio ambiente

La base del mismo es aparentemente sencilla. Se trata de satisfacer las necesidades del presente sin comprometer a las futuras generaciones. El desarrollo sostenible implica renovación y mantenimiento de ecosistemas. Un bosque sería sostenible de por sí, de no existir la sobreexplotación.

En un mundo ideal deberían respetarse los bosques naturales, y favorecerse su conservación. La intervención del hombre debería realizarse sobre los bosques sostenibles. En la práctica la deforestación es un problema mundial, por lo que la gestión correcta de éstos entornos se hace imprescindible.

A nivel nacional queda mucho camino por recorrer, lejos de la cultura sostenible de países nórdicos. Más allá del típico estereotipo (del que huímos), la objetividad de los datos habla por sí sólo. Menos del 10% de la superficie arbolada actual en España pertenece a bosques sostenibles.

En Finlandia alcanza un 95%. España es además uno de los países europeos con mayor superficie boscosa, lo que contrasta con éste dato.

Mediante iniciativas como la de “Bosques Sostenibles” ésta estadística estamos convencidos de que dará un vuelco.

Características de un bosque sostenible

  • Siempre existe un porcentaje de árboles que no se talan, con ello se evita que la biodiversidad se vea comprometida, además de favorecer la regeneración del bosque. 
  • Plantar árboles, siempre que los que han sido explotados no puedan regenerarse.
  • “Selección natural” de árboles, sobreviven los que están en buen estado, eliminándose los árboles enfermos.

Huella de carbono

Es nuestro impacto sobre el clima, se podría definir como nuestra particular colaboración al cambio climático. Podría definirse también como la cantidad de emisiones (directas o indirectas) de gases efecto invernadero provocadas por la actividad humana. Se mide en toneladas de CO2

¿Cuál es nuestro impacto en la naturaleza?

Un dato que habla por sí sólo. En abril de 2019 se ha alcanzado el nivel más elevado de CO2 en la historia. Nunca antes en toda la historia de la Humanidad se había alcanzado una concentración de CO2 similar en la atmósfera. El dato es tan brutal como medible, mediante el cálculo de la huella de carbono.

Se puede calcular ésta huella de carbono, y es el primer paso para minimizar su efecto, siempre que se establezcan acciones para contrarrestarla. En éste link puedes ver cómo calcularla.

Efecto invernadero ¿qué es?

Es un fenómeno por el cual determinados gases que componen la atmósfera planetaria, retienen parte de la energía que el suelo emite tras haber incidido sobre él directamente la radiación solar. Ésto provoca un aumento de la temperatura terrestre, con las consecuencias directas que vemos hoy en día (desertificación, deshielo de los polos, etc…).

La comunidad científica lleva décadas advirtiendo, el efecto invernadero se está viendo acentuado en la Tierra por la emisión de ciertos gases, como el dióxido de carbono, el ozono, los clorofluocarbonos (CFC, los típicos aerosoles) o el metano, debido a la actividad humana. Son los llamados GEI (Gases de Efecto Invernadero).

Este fenómeno evita que la energía solar recibida constantemente por la Tierra vuelva inmediatamente al espacio, produciendo a escala mundial un efecto similar al observado en un invernadero.

Esas emisiones de GEI, pueden ser directas o indirectas. Un ejemplo de las primeras son la combustión de una caldera, o la emisión contaminante de un vehículo. Ejemplo de emisión GEI indirecta sería la electricidad consumida, ya que para su generación se producen emisiones (aquí entran en juego las renovables o “energías limpias”, pero lamentablemente el grueso de nuestra energía eléctrica depende de energías mucho más contaminantes)

Los Gobiernos tienen mucha responsabilidad en la correcta toma de decisiones, pero todo parte también de un compromiso personal o corporativo ¿te unes al cambio?


Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados