CERTIFICACIONES ECOLÓGICAS

Hoy en día, los conceptos “bio”, “orgánico”, “sostenible” y “ecológico” están muy en boga. Se visualiza una tendencia cada vez más generalizada hacia el cuidado de la salud y el planeta, por suerte, el consumo responsable se extiende y generalizaCada vez son más los que toman conciencia de la importancia de establecer cambios en los patrones de alimentación. El “healthy lifestyle” ha llegado para quedarse, y el concepto engloba no sólo las rutinas de ejercicio encaminadas a mejorar la condición física. La alimentación ha tomado una posición predominante y no parece que nos vaya a abandonar.

Pero no sólo es creciente la demanda de información en cuanto al origen y calidad de la materia prima. Importa y mucho cómo  se trata y cómo se envasa ese producto. No sólo importa el contenido nutricional, una cesta responsable y saludable debe mirar la procedencia de esos productos ¿cómo se han cultivado? ¿pueden estar contaminados con pesticidas? ¿respetan el medio ambiente?

  Son sólo algunas preguntas que surgen hoy, en contraposición a lo que ocurría hace sólo unos años. El concepto “ecológico” es generalizado. Pero ¿conocemos realmente qué certifica esa denominación? En éste artículo te mostramos algunos de los sellos que acreditan la procedencia ecológica y el respeto por el medio ambiente. Podrás encontrarlos fácilmente en nuestro packaging.

SELLOS DE ACREDITACIÓN ECOLÓGICA

 El concepto “bio” es sinónimo de “orgánico”. Hace referencia a aquellos productos que no han sido sometidos a ningún tipo de tratamiento con pesticidas o productos químicos artificiales. Además, ésta certificación asegura que tampoco han sido modificados genéticamente (transgénicos). Además, el hecho de no ser tratados de forma artificial mejora la calidad nutricional del alimento. Los fertilizantes pueden ayudar a mejorar el aspecto visual del alimento, en detrimento de su valor nutricional. El sello orgánico certifica que se respeta el ecosistema, y se preserva la biodiversidad. 

 A nivel europeo, el logotipo que acredita esa procedencia “bio” o de agricultura ecológica es la llamada “eurohoja” o “EU Organic Bio Logo”. Se realiza un control exhaustivo y periódico por parte de entidades de certificación independientes, que garantiza que las empresas del sector cumplen con los estándares de calidad preestablecidos. La toma de muestras que garantizan la calidad ecológica de la materia prima es habitual, y se asegura así la calidad. La exigencia es constante, y examina todos los eslabones de la cadena, lo que sin duda va en beneficio del consumidor, que puede reconocer éstos productos entre el resto de la oferta existente.

En España el control del mercado ha sido transferido a las Comunidades Autónomas, por lo que son los Consejos Reguladores de Agricultura Ecológica de cada Comunidad Autónoma. Es por eso que el sello Regional suele acompañar al Europeo.

 

 

 Pero no sólo es importante la materia prima. En el caso de utilizarse cartón en el packaging, si como consumidor/a te importa la sostenibilidad, conviene fijarse en si incorpora la certificación FSC (Forest Stewardship Council). Ésta acreditación asegura la correcta gestión de los recursos forestales, que incluye entre otras cosas la reforestación e impide la tala incontrolada. “Bosques para todos para siempre”. El organismo regulador del logotipo FSC es una ONG con estándares altamente exigentes, y validada por entidades como WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza). Es la marca registrada globalmente aceptada, y que goza de la confianza de consumidores éticos a lo largo del planetaEl FSC es una organización global, sin ánimo de lucro, dedicada a promover la gestión forestal responsable en todo el mundo.

 

 Otro sistema de certificación de gestión forestal sostenible, y que también incorporamos, es el  que otorga la Asociación PEFC. El objetivo de PEFC es asegurar que los bosques del mundo sean gestionados de forma responsable, y que su multitud de funciones estén protegidas para generaciones presentes y futuras. Contribuyen al mantenimiento de ecosistemas y a la preservación de la biodiversidad biológica. Evitan contribuir al cambio climático. Son además sustento económico de poblaciones rurales y origen de una importante industria de transformación. Éste papel social, cultural y ecológico hace de PEFC la certificación más reconocida globalmente junto a FSC. Para hacernos una idea del alcance, el 60% de los bosques certificados globalmente lo están bajo el sello PEFC

 Cada vez son más los consumidores que confían en la “ecoetiquetas”, y exigen que las empresas las utilicen. Una última certificación, quizás menos conocida pero no por ello menos importante, es la de “OK Compost”. Éste sello hace referencia al envasado, en nuestro caso las cápsulas, y no hace otra cosa que certificar que el producto que introducimos en el mercado son compostables y biodegradables. Las marcas de verificación ambiental de producto de TUV Austria son las únicas de éste tipo que ofrecen una etiqueta de certificación personalizada para cada entorno de biodegradación. Son líderes mundiales en la certificación de bioplásticos, y en LoveUBio también las incorporamos.

 

Ahora que ya conoces algo más sobre certificación ecológica ¿crees que lo tendrás en cuenta a la hora de seleccionar tus productos? Ojalá sea cual sea tu elección, sea ecoresponsable, y que éstas líneas te ayuden a identificar esos productos.


Publicación más antigua Publicación más reciente

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados